La educación y la red

¿Tiene sentido habitar la red?

A estas alturas del proceso ¿alguien se atreve a decir que no? Me reconfiguro la pregunta: ¿Qué sentido tiene no habitarla?

Con este breve viaje, puedo recapitular algunas palabras clave: accesibilidad, experiencia, conexión, flexibilidad, a las que por sugerencia de Cristóbal Suárez se agrega el entorno sociocultural (¿será  la sociedad del conocimiento?).

El sentido de habitar la red lo da su propio fin, mismo que no tiene una definición propia, se construye y re-construye diariamente, cada usuario y comunidad le da un significado. Sea para efectos lúdicos, comerciales, informativos, educativos, de identidad, la red es como una capa invisible que envuelve al globo terráqueo y a través del cual viajamos por el mundo y nos comunicamos con él. Quien no habita un espacio en la red, literalmente esta “unplugged”.

¿Qué aspectos sobre el aprendizaje nos invita a repensar?

Al menos dos dimensiones:

La tecnológica, hardware y software, me explico: instalé g+, Twiter, WordPress, Diigo, en la computadora de mi oficina, en la lap-top, la Tablet y el celular, perdí la dimensión del tiempo y espacio virtuales, las plataformas en unos equipos en español y en otros, por más que le busqué solo en inglés; en unos las notificaciones llegaban más rápido que en otros, por si fuera poco, relacionados con dos cuentas de correo distintas y, por supuesto diferentes contraseñas; sin tomar en cuenta que iniciaba un documento (borrador) en Word, y al pasar de un equipo a otro, involucraba al Dropbox, o el e-mail. ¿Es o no un aspecto sobre el aprendizaje a repensar –al menos en mi? –Simplicidad, practicidad.

La metodológica ¿ahora resulta que mis cursos en Moodle acaban siendo mi zona de confort? Me está costando trabajo imaginar todas esta plataformas como mediadoras de mi actividad docente, me explico: si el énfasis de mis cursos están centrados en un proyecto semestral, de veras me quiero imaginar cómo ir más allá de foros de discusión, chats, consultas en línea, videoconferencia. Debo aclarar que no pierdo de vista aquí, el valor de los entornos socioculturales, ni ese asunto de los flujos en la escuela-nodo. Mucho menos los sugerentes títulos de las lecturas de nuestros mentores del CAR. Ya que vaya digiriendo esto –yo y mis preguntas- podré pisar el territorio que le preocupa a Pilar Zermeño: los alumnos (¿y los profes de asignatura ‘apá?). En fin ¿Es o no un aspecto sobre el aprendizaje a repensar, al menos en mi? –Flexibilidad, accesibilidad.

¿Qué nos permite mirar sobre el aprendizaje?

Lo que alcanzo a mirar con esperanza, superados los intentos de dilemas-problema descritos, (¿se me podrá tomar a cuenta del Escenario 3?) pienso por ejemplo, en la posibilidad de incrementar la incidencia social de los beneficios que puede producir el conocimiento aplicado en las diferentes desempeños profesionales, en procesos de actualización permanente a través de redes y nodos; sin la red, lo global, lo interdisciplinar, lo holístico, no serían tanto. Mirar sobre el aprendizaje ¿debería referir a competencias? ¿Será una la gestión del conocimiento?

¿Qué nos dice sobre los modos de aprender, sobre lo que es necesario aprender hoy, sobre los tipos de aprendizaje?

Me parece que en la mira este proceso está el formar y consolidar comunidades de aprendizaje, que implica transformar nuestras prácticas para incorporar a las tecnologías de información y comunicación, esto implica desarrollar habilidades para gestionar la información, interactuar y relacionarse con personas y grupos a través de múltiples plataformas interconectadas.

¿Qué se está moviendo en la red respecto de la educación?

Una reflexión / discusión, desde muchos enfoques sobre formas y sentidos del hacer educación en la red, literalmente enredados. Aquí no me queda más que agregar otra palabra clave: intercambio, lo que produce la red es el intercambio, creo que lo que se mueve tiene que ver con prácticas de intercambio para generar – expandir conocimiento.

¿Cómo puede ser replanteada la formación a la luz de todos estos planteamientos?

Las relaciones / interacciones entre personas y grupos, por medio de plataformas mediadoras de éstas me parecen la base del replanteamiento.

¿Cómo se transforman las instituciones educativas, incluida la universidad?

En palabras de Suárez, “como parte –nodo- de una red de implicaciones de alcance global”.

Anuncios

Un comentario en “La educación y la red

  1. Hola Nacho…

    Algo que me gustó mucho como grupo (DEAM), fue que desde el inicio en la sesión presencial ya hablaban de su interés por HABITAR LA RED, cosa que no había percibido en otras rutas. Pareciera (no porque no sea, hablo desde mi percepción) que tenían claridades sobre los retos que les implicaría y más aún dispuestos a vivirlos.

    Tus respuestas me parece muy claras y la forma de responder me hace repensar cosas. Una respuesta que llamó mucho mi atención fue en la pregunta ¿Qué aspectos sobre el aprendizaje nos invita a repensar? cuando hablas de la zona de confort, me pregunté si estas pausas (intencionadas o no) para repensar la práctica, los apoyos, el hacer de los estudiantes no es vista erróneamente como la famosa zona de confort, porque cuando te planteas todas estas interrogantes y los retos que te implican, ya no sé muy bien dónde estaría la zona de confort, por tanto dudo mucho que lo estés en tus cursos en Moodle.

    Saludos,,,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s